Plan contra robo de cables de Tren Central logra primera condena penal

 A través de un trabajo conjunto entre la empresa, Ministerio Público e Investigaciones, se logró sanción penal para una de las 17 personas que actualmente están procesadas por sustracción ilegal de material.
 Previamente, dos grupos ya han sido detenidos por robo de catenarias, logrando recuperarse cerca de 2 toneladas.

Rancagua, 01 de agosto de 2019. 5 años de presidio menor, en su grado máximo en contra de María José Méndez Silva, es la primera condena oficial enmarcada en el plan contra el robo de cables que actualmente ejecuta Tren Central –parte del Grupo EFE–, en conjunto con el Ministerio Público, la Policía de Investigaciones (PDI), además de empresas eléctricas.

Dicho resultado se logra luego de 70 días de investigación y revisión de pruebas, labores que finalmente permitieron dicha sanción penal, junto al pago de una multa de 5 UTM, a beneficio fiscal.

Para Juan Pablo Palomino, Gerente General de Tren Central, estos resultados “son una fuerte señal para demostrar que estamos haciendo todos los esfuerzos necesarios para reducir estos ilícitos, los cuales afectan la calidad y tiempos de viaje de nuestros servicios”.

Palomino también recordó que actualmente existen otras 16 personas que también están formalizadas, las cuales están presuntamente involucradas en 2 grupos vinculados a la sustracción ilegal de catenarias, que son los cables que permiten la energización de los trenes, cuyos casos se han registrados entre las regiones de O’Higgins y Ñuble.

Precisamente, la Fiscal Regional de Ñuble, Nayalet Mansilla –a cargo de la investigación–, explicó que, en el caso de la condenada, “se logró acreditar la existencia de un local de compraventa de metales y una bodega clandestina, lugar donde realizaba el acopio del material sustraído de diversos conductores eléctricos de sectores como San Francisco de Mostazal, Graneros o Rancagua, entre otros”.

Cabe señalar que este tipo de hechos, repercute especialmente en la continuidad de servicios como Metrotren Rancagua y Terrasur, cuyos usuarios se ven perjudicados en sus tiempos y experiencia de viaje, debido a las fallas que se genera en la transmisión eléctrica hacia los trenes.

Es por ello que la empresa reiteró el llamado a denunciar estos ilícitos, a través de sus diversos canales: al teléfono 22 585 5000; en nuestras oficinas de atención al cliente en Estación Central y Rancagua; o bien, a través de Twitter (@Trencentral).