Trabajo coordinado entre Tren Central, Ministerio Público y Policia de Investigaciones.

Las acciones permitieron detener a 11 personas, quienes sustraían el material en varios puntos de la Región de O’Higgins, y que han afectado a diversos servicios de trenes.
Además, se lograron recuperar 2 toneladas de catenarias, cuyo avalúo preliminar supera los 100 millones de pesos.

Rancagua, 31 de mayo de 2019. Gracias a la labor ejecutada por la mesa de trabajo conjunta con el Ministerio Público, la Policía de Investigaciones (PDI), Tren Central y empresas eléctricas, esta jornada se formalizó a 11 personas que fueron detenidas por el delito de sustracción de cable.

Dichos resultados fueron obtenidos gracias a peritajes que se iniciaron en abril del presente año, tras la detección de robos recurrentes en sectores de Graneros, Malloa y Rengo, todos en la Región de O’Higgins, y que significaron alteración de diversos servicios, entre ellos, del Metrotren Rancagua y Terrasur.

Juan Pablo Palomino, Gerente General de Tren Central, indicó que estas acciones “afectan seriamente nuestros servicios generando interrupciones, retrasos o tiempos de espera extendidos para nuestros usuarios y un grave daño patrimonial para la empresa que solo con este robo supera los 100 millones de pesos”

Asimismo, destacó que “nuestra prioridad es brindar un servicio seguro y de calidad a los más de 100 mil pasajeros que nos prefieren día a día. Por eso, queremos hacer un llamado a toda la comunidad a condenar y denunciar estos hechos delictuales a través de nuestras distintas plataformas de comunicación o directamente ante las Policías y el Ministerio Público”.

A su vez, el Jefe Regional de la PDI de O’Higgins, Lautaro Arias, agregó que este trabajo será clave para detectar a otros grupos, puesto que “hablamos de una primera arista de la investigación, ya que la información obtenida será clave determinar a nuevos involucrados, debido a las características de este ilícito”.

En tanto, el fiscal Carlos Fuentes, se refirió al proceso investigativo, explicando que los resultados de las labores “se logran tras un proceso de seguimiento de los involucrados, en base a un levantamiento de diversos robos en la zona, permitiendo encontrar una cadena ilegal de venta del cobre extraído, y que contaba con cerca de 2 toneladas de este material”.

Canales de Denuncia

Tren Central cuenta con los siguientes canales para recibir las denuncias de estos ilícitos:  teléfono 22 585 5000, oficinas de atención al cliente en Estación Central y Rancagua;  y cuenta de Twitter (@Trencentral).